Estudio riesgo viario y perspectiva de género

Foto: Ajuntament de Barcelona

En el informe se han estudiado las diferentes pautas de movilidad en Barcelona de las mujeres respecto a los hombres, así como el riesgo vial real y percibido en los modos de transporte principales utilizados en la ciudad y las conductas principales asociadas a este riesgo.

Las conclusiones principales del informe son las siguientes:

1. Hay pautas de movilidad diferenciadas según sexo, tanto en el tipo y volumen de desplazamientos, como en el uso de los modos de transporte y las pautas de este uso

  • Las mujeres activas, tanto ocupadas como en situación de paro, son el grupo de población que hace más actividades diarias fuera del hogar y, por tanto, hacen más desplazamientos a lo largo del día
  • Los desplazamientos de las mujeres son de más proximidad en comparación con los de los hombres
  • Las mujeres constituyen el perfil más habitual de la movilidad a pie y son las que más utilizan el transporte público
  • Las mujeres utilizan menos las bicicletas y los vehículos de movilidad personal (VMP)
  • En los distritos más excéntricos de la ciudad los medios motorizados se incrementan, y es en los distritos con rentas más altas donde el vehículo privado gana protagonismo

2. La percepción de la seguridad y del riesgo atribuido a los diferentes modos de transporte difiere según sexos, y las mujeres viven la movilidad con más sensación de inseguridad

  •  En cuanto a las motos, si bien las mujeres les atribuyen más riesgo cuando conducen, experimentan menor inseguridad que los hombres
  • La proporción de mujeres que considera que las bicicletas suponen un riesgo elevado por el tráfico es significativamente mayor que la de los hombres

3. Se observan más conductas de riesgo por parte de los hombres que por parte de las mujeres; este dato se constata tanto en las conductas reconocidas por la población como en la mayoría de los comportamientos sancionados

  • La mayoría de conductas de riesgo en la conducción de coches son más reconocidas por los hombres, especialmente las relacionadas con no respetar los pasos de peatones, no detenerse en los stops y circular con velocidad excesiva
  • En moto, los hombres reconocen más que las mujeres, el hecho de circular por el carril bus, con velocidad excesiva y no detenerse en las señales de stop
  • Cuando las sanciones administrativas se ponen relación a la población móvil y los desplazamientos, se constata un mayor número de sanciones entre los hombres en la movilidad en moto y en bicicleta o VMP. En coche, hay un mayor equilibrio

4. Las mujeres son más víctimas que los hombres cuando se desplazan en coche o en moto como acompañantes, cuando van a pie y en transporte público. Ahora bien, en relación a la movilidad, destaca el riesgo de las mujeres conductoras de coche y de las que se desplazan en moto

5. La responsabilidad de los siniestros se atribuye más a los hombres que a las mujeres cuando la persona causante es peatón, ciclista y, sobre todo, conductora de coche. En el caso de las motocicletas, la responsabilidad se equilibra bastante entre mujeres y hombres, con cierta tendencia a favor de las mujeres como responsables

Puede consultar aquí el informe completo

Todas las noticias